28 de septiembre de 2012

La vie est belle de Lancôme


El filósofo Vincent Cespedes afirma: "la felicidad no se persigue: se elige. Cuando vivir se convierte simple y llanamente en una adicción, la felicidad está a la vuelta de la esquina, y es entonces cuando buscarla resulta inútil".

Cada día que pasa tengo más claro que la felicidad está ahí para quien la quiere tomar de la mano y llevarla consigo, que muchas veces intentamos alcanzar algo que ya tenemos y que otras tantas nosotros mismos ponemos trabas a la felicidad sin darnos ni siquiera cuenta.

La firma Lancôme lo tiene tan claro que lanza "La vie est belle", un perfume para mujeres que saben lo que buscan y que están dispuestas a poner los medios necesarios para encontrarlo, que han sabido liberarse de los dictados y que siguen la filosofía del "menos es más".


Para escribir esta nueva "filosofía" olfativa han unido su talento 3 de los más grandes perfumistas franceses: Olivier Polge (hijo del mítico Jacques Polge, nariz de la firma Chanel durante 28 años), Dominique Ropio y Anne Flipo. ¿La meta? Crear el primer iris goloso femenino.

Una fragancia sorprendente que recupera el arte original del perfume y que opta por la sencillez de las materias puras. Tres años de trabajo y 5521 versiones después surge el equilibrio perfecto entre la nobleza el iris y la profundidad del pachulí indonesio, aderezados con un acorde goloso.

El eje central de esta fragancia es el iris Pallida de Florencia, uno de los ingredientes más escaso y más caro de la perfumería, que se adereza con notas de jazmín Sambac y flor de naranjo de Túnez. El Pachulí, la vainilla, el haba tonka, el praliné,la grosella y la pera, envuelven el perfume con su faceta golosa.


Este concentrado contiene cerca de un 50 % de ingredientes naturales, dosificación que apenas se autoriza hoy en día en perfumería y por lo cual Lancôme lo califica como su perfume más expepcional.

Y es que La vie est belle aspira a convertirse en un perfume mítico, que no solo sorprende por su aroma sino por su fasco. En 1949 Armand Petitjean, fundador de Lancôme, pidió a George Delhomme, su director artístico, que realizara un frasco que simbolizase el aura de las mujeres para representar su fragancia "Le Sourire de Cristal". 63 años más tarde se reinterpreta como si la felicidad hubiera sido capturada por fin en un frasco.


Para poner imagen a esta felicidad nadie como Julia Roberts y su maravillosa sonrisa. Una de las mejores embajadoras de la firma, que resume a la perfección los conceptos de sinceridad, compromiso y libertad de elección, pero sobre todo felicidad.

Aquí podéis ver el maravilloso anuncio protagonizado por Julia Roberts.


Fotografías cortesía Lancôme.

8 comentarios:

lola dijo...

Me encanta este perfume! Lo olí en la perfumeria y ya se lo he encargado a los reyes..
un beso

ángeles dijo...

No lo conocía, pero me gustaría probarlo.

Andrea Cuesta dijo...

Lola: no me extraña. Es una verdadera joya.
Ángeles: no pierdas la oportunidad de probarlo. Tiene un aroma único.

xandra dijo...

Me encantan los perfumes de Lancome y aunque este no lo he probado, creo que no me defraudará.

Kisses,
Xandra.

Beauty and Healthy dijo...

Me encanta este perfume, adoro su aroma y la duración sobre la piel.
Un besazo!

PLAlimentación dijo...

Tengo que olerlo que me tienta muchisimo!Bst!

Marialu dijo...

El frasco es precioso y el olor estupendo para el invierno.
Unbeso,
MLu

Macedonia de Belleza dijo...

Julia Roberts es, sin duda, mi portavoz favorita de las que tiene Lancome "en nómina" actualmente, en este caso, desde luego, transmite perfectamente el espíritu del perfuma.
¡Hasta pronto!

Publicar un comentario

Anímate y déjanos un comentario. Las chicas de The Hot Mess Corner te lo agradecemos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...