31 de octubre de 2010

El nuevo cepillo eléctrico de Oral B


Reconozco que toda la vida he seguido prácticamente las mismas pautas a la hora de cepillarme los dientes. Mi elección siempre ha sido la misma. Un cepillo de cabezal pequeño para llegar a todas las zonas de la boca sin ningún tipo de dificultad.

Nunca había probado un cepillo eléctrico pese a que muchas personas me habían hablado muy bien de ellos. Cuando tuve la oportunidad de hacerlo, no pude resistirme y más si se trataba del nuevo cepillo eléctrico Professional Care 500 de Oral-B.

No solo me sedujo su diseño, sino sus preciosos colores. Verde, morado, naranja...y con la promesa de eliminar hasta dos veces más placa que un cepillo manual.


La meta, conseguir unos dientes más limpios y unas encías más sanas en 30 días. Yo, voy camino de conseguirlo, gracias a su tecnología de limpieza 3D con un cabezal que rota hacia delante, hacia atrás, hacia dentro y hacia afuera.

Reconozco que lo que más me ha costado es cogerle el truco, ya que hay que manejarlo con suavidad, sin necesidad de hacer presión sobre la encía. Pensaba que tal vez mis dientes sensibles sufrirían pero no he sentido que las encías se enrojezcan y además, he conseguido unos dientes más limpios y suaves.

Poco a poco, la placa se va desincrustando hasta conseguir una boca más limpia y sana. Lo que más me ha gustado es que cuenta con un temporizador que te avisa cuando llevas dos minutos cepillándote los dientes, que lleva un sensor de presión que hace que la velocidad disminuya si haces mucha presión y que es recargable.


Lo que menos es que al principio iba apagando el cepillo constántemente dependiendo del movimiento que hiciera y que el kit venía con 10 cabezales extra para compartir con miembros de mi familia, algo que me ha parecido un poco antihigiénico.

Mas que nada porque los cabezales no cuentan con un capuchón y se ensucian si los guardas en la repisa del baño. Por suerte, cada cabezal cuenta con un color diferente para que cada miembro de la familia no coja el de otro.

Entre los miembros de mi familia que han probado el cepillo hay diversidad de opiniones, pero en resumen la verdad es que les ha encantado!


Pese a todo ésto, creo que este cepillo se puede convertir en un excelente regalo para los amantes de las sonrisas bellas, ya que es práctico, pesa poco y es ideal incluso para llevar de viaje.

Fotografías vía Oral B y Flickr.

1 comentarios:

Chica dijo...

Uf, a mí lo de compartirlo tampoco me gusta mucho, pero en general soy adicta a OralB, desde que lo uso que la diferencia es abismal. Tendré que mirarme este nuevo cepillo.

Publicar un comentario

Anímate y déjanos un comentario. Las chicas de The Hot Mess Corner te lo agradecemos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...