29 de diciembre de 2009

La profesional




En Vogue España del mes de diciembre, me llamó mucho la atención una editorial de moda titulada "La profesional"
.

Como su nombre lo indica, es sobre las andanzas de una prostituta de lujo.

Me pareció un tema que no podía dejar de lado, pero tampoco quería tratarlo de forma ligera, así que recurrí a Bárbara Muriel, experta en Moda y Estudios Feministas y de Género.

El punto detonante es ¿Por qué una revista femenina fomenta imágenes en contra de las mujeres?

Bárbara no deseaba dar un juicio mojigato sobre la prostitución, ni quería condenar el hilo conductor de la producción.

Considera que "lo fundamental será tratar de señalar el uso torpe, y no osbtante peligroso, por parte de Vogue España de unos estereotipos que nos han hecho históricamente mucho daño a las mujeres y de los que aún como se materializa en este caso, no nos hemos terminado de desembarazar."

"Juguemos a las inversiones. Donde hay una prostituta de las que viste Vogue en el reportaje, pongamos la encarnación del ideal opuesto. ¿Qué nos queda? Efectivamente, esto ha sido como ponernos a todas de nuevo el delantal floreado, la escoba y un pastel en el horno para tratar de vendernos moda de lujo, con el agravante de hacerlo pasar por algo innovador, transgresor, arriesgado y moderno. Y, por si alguien dudaba a estas alturas, desde luego no lo es. Ni lo es la mujer doméstica, ni lo es la prostituta."

"Para nuestro escándalo y desgracia, en muchas situaciones cotidianas, aún somos susceptibles de que se nos lea -real o metafóricamente- como putas en potencia, o al menos como sexualmente accesibles, vulnerables y a disposición masculina (...).

Muriel nos explica que el tema podría haber tenido una segunda lectura crítica pero Vogue España no recurre a ella y la prostitución "queda más cerca de un cuento de hadas romántico que del sarcasmo y de la transgreción".

También Bárbara nos hace un recuento de ejemplos en la historia de las revistas de moda y de publicaciones actuales con posiciones innovadoras sobre la construcción de los géneros, principalmente de medios anglosajones.

"Han presentado reiterativamente en sus editoriales juegos donde se subvierten recurrentemente los imperativos del género: donde los varones ocupan el espacio, la vestimenta y la actitud de las mujeres y donde ellas, jugando con nuevas formas de atractivo, se calzan bigotes y estupendas barbas".

Eso me recuerda a la sesión de fotos que Karl Lagerfeld hizo para la revista Purple, en el que hace un homenaje al fotógrafo Helmut Newton (conocido por sus imágenes de mujeres desnudas).

Karl invirtió los papeles y utilizó a su modelo fetiche Baptiste Giabiconi. (entra aquí para verlo), el resultado es shocking!

Nuestra experta, además opina que "las tendencias que se proponen en ese reportaje no van dirigidas a todo el amplio colectivo de mujeres que se interesan por la moda, sino que se trata más bien de sugerencias para el uniforme de trabajo de un sector profesional y muy determinado (...) Vogue estaría ayudando a distinguir magistralmente, por su hábito, a las prostitutas oguehigh class de las corrientes y molientes, e incluso de las putas horteras que, obviamente, no están en boga."

¿Qué podemos concluir? "Las profesionales de la moda deseamos y necesitamos que nuestros medios se comprometan éticamente con la causa de las mujeres, que trabajen a favor y no (...) en contra de nuestra propia corriente."

"Debemos servirnos de todas la posibilidades plásticas y creativas de la moda, de las revistas especializadas, y de todas las disciplinas artísticas e intelectuales vinculadas a ella, para presentar temas y lenguajes visuales verdaderamente innovadores. Y no esperar que las imágenes consideradas transgresoras sigan originándose, como ocurría en las películas del destape, entre nuestras piernas".

Estoy totalmente de acuerdo, y por mi parte agregaría, que es necesario que discutamos estos temas en público, que salga a la luz una crítica a estas revistas, que muchas veces no se hace, no quedarnos calladas y conformes con lo que nos lanzan cada mes.

¿Cuál es tu opinión sobre este tema? ¿Crees que las revistas femeninas están con o contra la mujer? ¿Estas conforme con sus contenidos?

Fotografías de Gonzalo Machado para Vogue España, Diciembre de 2009.

1 comentarios:

Andrea Cuesta dijo...

Pues hombre, a mi me parece un poco mal jugar con estos temas, pero también es verdad que no es la primera vez que ocurre. Hace tiempo se jugaba con el homeless fashion y veía en VOGUE fotos de como se vería un pobre fashion en la calle (Maru sacó las fotos en el blog). Y por dios, ser prostituta o ser pobre no es como para decorarlo y elevarlo a la categoría de IN porque hay mucha gente que sufre por estas causas. Otras veces como en Vogue Italia se recurre a la guerra para crear producciones fotográficas y creo que cuando las vean hasta se sienten orgullosos. Estoy con Bárbara y creo que es mejor presentar temas y lenguajes visuales innovadores, no banalizar temas tan serios como la prostitución, la guerra o la mendicidad. Ya de paso le recuerdo a B. que hace unos meses salía en Vogue una producción fotográfica de moda con las modelos en plan chachas! Tendría que recopilarlo todo y escribir un libro como poco!

Publicar un comentario

Anímate y déjanos un comentario. Las chicas de The Hot Mess Corner te lo agradecemos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...