15 de junio de 2016

Trucos para hacer tus ensaladas más sanas y divertidas este verano

Trucos para hacer tus ensaladas más sanas y divertidas este verano

Con la llegada del calor nos apetecen platos más ligeros, sanos y fresquitos. En esta época las ensaladas se convierten en el plato estrella por su versatilidad, frescura y la facilidad a la hora de prepararlas. Ya sean para acompañar o como plato único, las ensaladas deben ser apetecibles y divertidas. Atrás quedaron las aburridas mezclas a base de lechuga iceberg, tomate y la clásica cebolla. Es hora de mezclar legumbres, cereales y por qué no, aceites y sales con mil y un sabores.

Trucos para hacer tus ensaladas más sanas y divertidas este verano
 
1. El aliño lo es todo

Una de las claves para disfrutar de una buena ensaladas son los aliños. A nosotras nos gusta crear el aliño en un vasito pequeño y después mezclarlo con la ensalada. De esta manera no te arriesgarás a que la ensalada quede muy sosa o bien muy avinagrada. Nuestro aliño favorito es el de Jamie Oliver que consiste en mezclar aceite virgen extra, un chorro de lima, un poco de sal y cáscara de lima. Os aseguro que le da un toque totalmente diferente. Mi marido siempre me la prepara así y es mi favorita.

El aliño lo es todo

Si te gusta la fruta puedes triturar frambuesas, aceite acalórico, un pelín de vinagre y sal. Te quedará un aliño súper divertido y colorido. Puedes sustituir las frambuesas por mango o incluso piña. Recuerda que tienes un montón de sales con la que jugar como la rosa del Himalaya o la azul persa (mis favoritas).

Aprovecha para comer fruta en tus ensaladas

2. Aprovecha para comer fruta de temporada en tus ensaladas

En verano las ensaladas deben ser divertidas y coloridas. Si no te gusta tomar la fruta sola añádela en tus ensaladas. Recuerda utilizar siempre fruta de temporada. La pera, la sandia, la manzana y el kiwi son las mejores opciones para el verano por tener muy pocas calorías. Si te gusta el aguacate, aprovecha sus propiedades. Es muy rico en grasas monoinsaturadas beneficiosas para el corazón y en minerales como el potasio y el magnesio. Además contiene pirodoxina, ácido fólico y vitamina E.

Huye de las ensaladas viejunas

3. Huye de las ensaladas viejunas: lenteja roja, azuki o quinoa

Deja de lado la lechuga iceberg, que da muchísimos gases y recuerda utilizar siempre vegetales de color oscuro, que dan menos gases y son más digestivos. Los canónigos, las espinacas o la rúcula son grandes opciones aunque también puedes sustituirlos por ingredientes como la lenteja roja, la judía azuki o la quinoa. Es rica en calcio, hierro, vitamina E, vitamina B y no contiene gluten. Da muchísima energía y te mantendrá lleno durante muchísimas horas. Si te gustan las algas utilízalas también.

Frutos secos para aportar textura

4. Frutos secos para aportar textura: almendras, nueces...

Para que las ensaladas resulten más amenas deben de tener algo de textura. Los frutos secos, además de muy sanos siempre y cuando sean en crudo, son perfectos para dar color y textura a nuestras ensaladas. Los frutos secos más saludables son las nueces, las almendras, los anacardos, los pistachos y las avellanas. Yo personalmente me quedo con las almendras porque son la mejor fuente de proteínas de todos los frutos secos y las que más fibra y vitamina E tienen. Muy ricas en calcio, son un complemento fundamental en las dietas vegetarianas.

Las semillas siempre funcionan

5. Las semillas siempre funcionan: sésamo, chía o lino

Si eres alérgico a los frutos secos, las semillas serán tus grandes aliadas. Puedes optar por semillas como el sésamo, fuente de proteínas y grasas insaturadas, la chía, rica en ácidos grasos Omega 3 y 6, o el lino, muy rico en fibra. 

Fotografías vía Hoy comemos sano, Demos la vuelta al día, Hoy comemos sano, Siquiri.

5 comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y déjanos un comentario. Las chicas de The Hot Mess Corner te lo agradecemos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...