30 de julio de 2009

Los peligros del bronceado


Justo ayer saltaba la noticia en el telediario pese a que se viene diciendo ya desde hace mucho tiempo que no es bueno tomar el sol en las cabinas de bronceado.

La Agencia Internacional de Investigación del Cáncer, quien ha sido la responsable de dar la alarma dice que las lámparas de bronceado, junto con el cigarrillo o el arsénico son las principales amenazas de cáncer para los humanos.

Y es que dicen que la luz ultravioleta que emiten es "mucho más peligrosa de lo que se creía". De hecho la investigación, publicada en la última edición de la revista médica Lancet Oncology, reveló que el uso de estas cabinas puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer en un 75 por ciento, particularmente en los niños y jóvenes.

Por ello la OMS recomienda no usar estas cabinas de bronceado para fines cosméticos, que actualmente se fabrican con mayores niveles de UVB para imitar al sol y acelerar el proceso de bronceado.

En algunos países como Estados Unidos esta industria está regulada hasta el punto de que se prohibe en ocasiones (dependiendo del centro) el uso de estos dispositivos a los adolescentes o bajo el consentimiento de sus padres.

Yo nunca he acudido a ningún centro de bronceado porque nunca he sentido especial interés por estar morena y además creo que me daría claustrofobia...

Espero que la imagen del post os de que pensar, porque este sistema de bronceado artificial me resulta tan "grimoso" como al fotógrafo David Lachapelle, que inmortalizó a la reina de lo artificioso Pamela Anderson en un "Miracle Tan" (un bronceado milagroso).

Imagen vía David Lachapelle.

3 comentarios:

Ana dijo...

Hola! El tema del bronceado me toca de manera especial: soy blanca de piel!!! y punto!!! Odio la gente que siempre te dice "Uy, qué blanquita estás" Pues claro que lo estoy porque lo SOY y bien orgullosa de ello; no creo que a Cate Blanchet o a la Kidman nadie les diga que se pongan al sol ya están guapísimas así (bueno menos el tema botox de la australiana)
Hace unas semanas probé el bronceado con caña de azúcar (un horror por cierto!!!), y no me reconocía delante del espejo con el color canelita que cogí.
Así que gritemos todos juntos: ARRIBA LAS PIELES LECHOSAS!!!!! jajajajjaaaa

Maru Silva dijo...

A mi también me pasa igual Ana, soy muy blanca de piel y la gente en el verano siempre me juzga, como si porque teniendo ese color de piel mi verano fuera menos divertido.

Yo creo que poco a poco iremos viendo una tendencia hacia la vuelta al color claro de la piel, está Twilight, Harry Potter, etc. que todos tienen la piel clara.

Ayer precisamente estaba leyendo el caso de una mujer que abusó de las camas bronceadoras en su juventud y tuvo consecuencias terribles: melanoma y tumores por todo el cuerpo.

Por cierto, me encanta la foto de Lachapelle que ilustra muy bien esta obsesión.

Andrea Cuesta dijo...

Bueno, qué deciros de mi que soy la hermana de Casper. Todo el mundo me suele decir... qué guapa... aunque si tuvieras algo más de color.... y yo grrrrrrr! Es que no pretendo estar morena porque para ello tengo que sufrir y el sol me agobia horrores. Me he concienciado de que soy así y me importa un pepino pero la moda por estar morena en este país... emigremos todas a Inglaterra!!!!!!!

Publicar un comentario

Anímate y déjanos un comentario. Las chicas de The Hot Mess Corner te lo agradecemos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...